martes, 11 de agosto de 2015

Google es ahora propiedad de Alphabet (pero sigue siendo Google)

Anoche saltaba una noticia que ya no sólo en el mundo de internet o en el empresarial suponía un bombazo a nivel mundial, sino que provocaba que mucha gente leyera el titular asombrada. Google, una de las empresas más reconocidas internacionalmente pasaba a ser propiedad de Alphabet, y la pregunta que muchos se hacían es "¿Qué es Alphabet.inc y de dónde ha salido?".

Tranquilos, Google no desaparece; Alphabet es Google y a la vez, es mucho más que Google, así que expliquemos un poco de donde surge y lo que en realidad es.


LA LUCHA POR EL DOMINIO EN INTERNET Y MÁS ALLÁ

Cuando hoy en día hablamos de grandes compañías a nivel mundial hay algunos nombres que nos vienen a la cabeza inmediatamente, y la mayoría están relacionados con internet, o en general, con la tecnología que poco a poco invade todos los ámbitos de la vida, y, muestra de la importancia de las redes sociales, todas han probado suerte con mayor o menor fortuna en este campo.

Podríamos nombrar a Microsoft, durante mucho tiempo la número uno y que poco a poco se recupera de su caída reinventándose y extendiendo su presencia hacia el mundo móvil más allá de Windows o Microsoft Office, gracias a la adquisición de Nokia y el desarrollo de aplicaciones para (incluso para Android). En las redes sociales han probado suerte con Socl con poco éxito.

Apple está más relacionada en nuestra cabeza con el hardware, los iPhone, iPod, Mac, etc pero también tiene su propio sistema operativo móvil (iOS) y de sobremesa (Mac OS), y aplicaciones como iTunes. Lo de las redes sociales de momento no se le ha dado bien y Ping, su red social basada em iTunes fue un fiasco.

Facebook es la reina las redes sociales por sí misma y además ha incrementado su dominio gracias a las compras de Whatsapp e Instagram. Pero más allá de ello también ha emprendido nuevos proyectos como Internet.org con el que quieren mejorar o llevar el acceso a internet a más regiones pero que despierta suspicacias por el control sobre el acceso.

Y por último tendríamos a quizás la marca hoy en día más conocida, con permiso de las anteriores, y que aún (aunque cada vez está más cerca) no provoca el mismo nivel de rechazo. Google, esa compañía asociada a letras de colores, a los primeros puestos en "el mejor sitio para trabajar del mundo" y a aquel lema ya un poco lejano, "Don't be evil".


GOOGLE, DE UN BUSCADOR A UNA EMPRESA SIN LÍMITES


Google comenzó como un proyecto universitario de Sergey Brin y Larry Page en 1996 con la idea de crear un buscador capaz de indexar la cantidad cada vez mayor de datos disponible en internet, y es en lo primero en que piensa la mayoría de la gente cuando escucha el nombre, tanto que hoy en día se usa la palabra "Googlear" para buscar algo (sobre todo en EE.UU.).

Pero Google va mucho más allá de un buscador, y ya sea a base de desarrollos propios o adquisiciones tenemos múltiples servicios muy reconocidos:

  • Google Maps/Earth, uno de los servicios más usados para buscar localizaciones.
  • Youtube. El principal servicio de reproducción de vídeo (Google Videos, la iniciativa propia perdió su motivo para existir con aquella compra).
  • Google Drive, un servicio de alojamiento que integra Google Docs, una de las suites ofimáticas online más importantes.
  • Hangouts (anteriormente Google Talk) como servicio de mensajería instantánea.
  • Google Calendar. Uno de los servicios de calendario para organizar tareas y eventos más conocidos.
  • Google Chrome, el navegador que consiguió derrocar a Internet Explorer y que ha dado incluso lugar al sistema operativo en la nube Chrome OS basado en aplicaciones sobre el propio navegador.
  • Google+ (G+). Una buena idea como red social (su principal fuerte hoy en día son las comunidades) y que sin embargo lleva tiempo en la cuerda floja.

Podríamos seguir con Google Music, Google Books, Google News, Google Photos, Google Translate, Google Groups, Blogger, Google Wallet...

Y por supuesto he dejado para lo último dos de sus perlas:

  • GMail, el servicio que supuso la reinvención del servicio de correo electrónico.
  • Android, el sistema operativo móvil con el que ha logrado una posición de absoluto dominio en el mercado mundial gracias a que se incorpora en los teléfonos de la mayoría de fabricantes y convirtiendo a Google Play en el centro de software de las aplicaciones disponibles para todas las variedades de Android.


La mayoría de los nombres que he citado le suenan a casi cualquiera que haya estado cerca de un ordenador alguna vez en su vida y podríamos alargarnos muchísimo en las relaciones entre unos servicios y otros pero basta decir que todos ellos forman un ecosistema gigantesco, donde tu cuenta de correo de GMail (en realidad tu cuenta de Google) te da acceso a la mayoría de servicios de la compañía que basa su negocio en la publicidad (AdWords/AdSense/Analytics son también servicios dedicados a la publicidad y el seguimiento de visitas a páginas web). Y para ello, tras especializarse en buscar e indexar todos los datos de internet, el siguiente y lógico paso era indexarnos a nosotros mismos, nuestros gustos, nuestras búsquedas, preferencias, deseos, conversaciones, etc, para en base a ello ofrecernos la publicidad más específicamente adaptada y dirigida a cada uno de nosotros de la historia. O como muchas veces recuerdan, por bueno que sea el servicio, "si no pagas por un producto, es que tú eres el producto".

No podemos olvidar que otros servicios han quedado por el camino, como Google Wave, a medio camino entre la mensajería instantánea, el correo electrónico y una red social. El lector de noticias Google Reader, iGoogle que ejercía de página de inicio personalizada, o Google Health donde los usuarios en teoría registrarían su historial clínico para después recibir consejos sobre contraindicaciones de medicamentos por ejemplo.

Y sin embargo, a pesar del mareo de nombres, Google tampoco es sólo eso y todavía busca ir más allá.

GOOGLE MÁS ALLÁ DE INTERNET PERO CON INTERNET


La expansión de Google parece imposible de detener y ha cruzado barreras más allá de la pantalla del ordenador pero sin abandonarla, de forma que tenemos múltiples proyectos que en el fondo de una manera u otra siguen muchas veces conectados.


  • Google News Lab se trata de una herramienta para profesionales de la información.
  • Google Loon, Google Fiber y Project Fi se enfocan en el acceso a internet y las telecomunicaciones de la gente, ya sea ofreciendo acceso mediante globos en zonas del mundo donde el cableado es inexistente, o con su propio operador de fibra y operador de telefonía móvil virtual.
  • Google Auto por su parte es el proyecto de Google para que los coches de conducción automática de las películas sean una realidad en no mucho tiempo.
  • Con el nombre Android tendríamos diferentes variedades del sistema operativo móvil adaptado a diversos aparatos más allá de los teléfonos. Android Auto en los coches, Android Wear en los relojes inteligentes, Android TV en la televisión, y Project Brillo (como sucesor de Android@Home) para controlar los aparatos del hogar; entre ellos por ejemplo Nest, el termostato inteligente que Google adquirió.
  • Android Pay sería por su parte una nueva plataforma de pago para intentar que nos dejemos la cartera en casa y nos valga con llevar el móvil encima.
  • Google Glass son las gafas inteligentes de Google, que tras un comienzo sorprendente después enfriaron un poco las expectativas. Pero cuando muchos daban el proyecto por muerto parece que van a volver, y además, posiblemente, Magic Leap, el acercamiento a la realidad virtual en el que ha invertido Google, tenga mucho que decir.




  • Wing, es el proyecto de Google para trabajar con drones de entrega al estilo de la idea planteada por Amazon.
  • Calico es una división de Google que se esfuerza en alargar la vida en lo que más de uno ha titulado la lucha contra la muerte o la búsqueda de la inmortalidad, pero no es el único proyecto relacionado con la salud pues tras el fallido (y cerrado) Google Health tenemos la rama Life Sciences, o lo que es lo mismo, una división del "semi secreto" Google X (o simplemente X) que engloba muchos de los proyectos y experimentos que ya he mencionado, y que por ejemplo tendría entre sus ideas la de unas lentes de contacto que ayuden a los diabéticos midiendo el nivel de glucosa en las lágrimas.
  • Aún podríamos ir un paso más allá de la vida humana y desde Google Brain nos llegaría el Project Descartes, o lo que es lo mismo, la búsqueda de una inteligencia artificial por parte de Google.
  • Y para terminar, como ya he dicho Google no se nutre sólo de desarrollos propios, sino también de adquisiciones, y en otras ocasiones de inversiones en diversas empresas para lo que tiene a Google Ventures.


EL FUTURO ORGANIZADO CON ALPHABET


Más allá de todos los nombres, o quizás debido a la necesidad de organizar ese gigantesto árbol en que se ha convertido Google, llegamos al paso dado ayer, la creación de Alphabet Inc (que curiosamente no tiene la propiedad aún sobre el dominio alphabet.com o el perfil de Twitter @alphabet, ni tampoco página en Facebook), empresa que podemos visitar en la web https://abc.xyz/ (buen juego de letras en la dirección).

Alphabet se convierte por lo tanto en la empresa madre, la sucesora en cierto sentido de Google Inc, mientras que Google, que es más conocido por el buscador, pasa a ser una empresa hija y otras empresas que estaban bajo el nombre Google ahora irán pasando a ser sus hermanas. En definitiva, como alguno ha llegado a decir, Google se ha quedado pequeña para la visión de futuro de Sergey Brin y Larry Page, que pasan a ser presidente y CEO respectivamente de Alphabet Inc.

Larry Page, Sergey Brin, Sundar Pichai [Foto]
La idea es que cada compañía bajo el paraguas de Alphabet tenga su propio CEO y libertad para seguir adelante con sus proyectos. Por lo pronto en Google será Sundar Pichai, que estuvo detrás del lanzamiento de Chrome y ha llevado el destino de GMail y Google Docs y finalmente Android quien tome el mando.

Para finalizar y entender la magnitud de lo que significa Alphabet en Behance.net han creado una infografía (en el enlace se puede ver completa) que recoge en orden alfabético todos los servicios, proyectos, divisiones, etc englobados. Todo indica que Alphabet tendrá mucho que decir en el futuro de la tecnología en casi todos los ámbitos pero por el momento a los inversores les ha gustado y las acciones de Google se han visto revalorizadas.


Extra: Google es una compañía que nos tiene acostumbrados a los "Easter Eggs"pequeñas sorpresas que aparecen en Android, Chrome, etc y en el comunicado de ayer no podía faltar una por parte de Larry Page con un enlace que hace referencia a la serie de HBO "Silicon Valley".

jueves, 19 de febrero de 2015

Xiaomi, un nuevo gigante a las puertas del mundo.

Para los que todavía no han escuchado mucho de Xiaomi, o simplemente MI, en unos años puede que sea imposible no haber oído hablar de ella. Empezó en Europa siendo conocida entre los que trasteábamos con los primeros teléfonos con Android gracias a su versión MIUI e incluso antes de eso por las quejas de Apple cuando Xiaomi lanzó sus primeros teléfonos, casi indistinguibles de los primeros iPhone.


Con el tiempo sus teléfonos fueron ganando en calidad y cada modelo nuevo agota cientos de miles de unidades en minutos y se sitúan entre los mejores cada año a pesar de que sus ventas siguen estando limitadas a China (un mercado por otro lado gigante). Pero mientras preparan el esperado salto internacional, incluyendo el fichaje de Hugo Barra hace menos de dos años (una de las figuras más conocidas de Google) Xiaomi se ha ido expandiendo, pulseras inteligentes, baterías externas, televisiones, pequeños centros multimedia, entre otros muchos y posiblemente un reloj inteligente y una cámara de acción entre sus próximos proyectos, y todo, a precio de derribo manteniendo la calidad.

La última ha sido el quitarle el puesto a Samsung, como primer vendedor en China y además directamente como preocupación para Google. Pues si los americanos hasta hace poco se preocupaban de que mucha gente olvidara el nombre Android y directamente pensara en la marca coreana Samsung el crecimiento de Xiaomi y su sistema operativo basado en Android, pero sin la dependencia de Google al no usar sus aplicaciones, les está poniendo muy nerviosos.

Ojito con Xiaomi que hace unos años nadie hubiera imaginado hasta donde llegaría Samsung en móviles empezando en otros sectores y puede que estemos viendo el nacimiento de un gigante que empezando en móviles termine dominando muchos sectores.

Por cierto, la última valoración de la empresa que aún no cotiza en bolsa ha sido de 45.000 millones de dólares, más del doble de Sony, más del triple de Lenovo, y 9 veces el valor de Blackberry. Ahí es nada. (El día que salga a bolsa si os sobra algún € y tenéis la posibilidad de invertir...)

lunes, 24 de febrero de 2014

A Whatsapp le entran las prisas, servicio de llamadas de voz para el verano


Whatsapp intenta acelerar cuando más dudas ha despertado en sus usuarios.

Tras la compra por parte de Facebook, la peor caída en sus cinco años de historia, y encontrarse por primera vez con una aplicación, Telegram, que va pasando de boca en boca superando a rivales anteriores como Line, vemos algo que Whatsapp no ha hecho en años, anunciar novedades relevantes.

Así en pocos días ha incluído por fin en Android nuevas opciones de privacidad que por ejemplo permiten ocultar la última hora de conexión (algo demandado durante muchísimo tiempo y disponible desde hace tiempo en iOS) y ahora anuncia para el verano la llegada de llamadas de voz, función que hace poco incluía BBM en su versión para Android y de la que disfrutan desde hace tiempo aplicaciones como Line o Viber por ejemplo.

Durante mucho tiempo Whatsapp se ha apoyado en su base de usuarios conseguida no por ser los mejores sino simplemente los primeros ignorando peticiones y continuando con una política de risa en cuanto a la seguridad de las conversaciones.

La duda es si estos cambios obedecen a que los rivales empiezan a apretar más que nunca con opciones muy superiores o a que Facebook está apretando las tuercas porque no ha invertido 19.000 millones de dólares en un servicio que ya haya alcanzado su máximo por no actualizarse y vaya a comenzar su declive.

Vía | WWWhatsnew

martes, 28 de enero de 2014

Telegram, mensajería segura. Y no es una aplicación más.


Si alguien entra a leer este artículo vendrá habiendo visto en varias páginas más otras tantas reseñas de esta aplicación que parece surgida de la noche a la mañana y que de repente ha pasado a estar en boca de muchos usuarios con la coletilla de "el nuevo Whatsapp", algo que no sé si es bueno o malo a la hora de que una aplicación se dé a conocer. Pero lo que más me ha llamado la atención es lo incompletos que son muchos de los análisis que he leído y que principalmente se quedan en "es un clon de Whatsapp más seguro y que veremos si consigue o no usuarios". Un resumen simplista que quizás sirva para quien no quiere ver nada más que si funciona como Whatsapp o no... pero si funciona igual entonces pasará lo de siempre, que el usuario se preguntará para qué quiere otra aplicación igual y en la que encima de momento no va a tener mucha gente con la que hablar.

Así que seamos serios y analicemos Telegram a fondo con sus pros y sus contras.

Telegram no nació ayer

Telegram es una aplicación que aunque vive desde hace tres días en boca y teclado de mucha gente en realidad ya lleva un tiempo entre nosotros, pero ya sabemos como funcionan las modas, y si una aplicación es buena, pues al menos mejor tarde que nunca para darse a conocer.


En mi caso no os voy a engañar, hace quizás un par de meses escuché hablar de la aplicación mientras buscaba otros programas de mensajería móvil cifrada y en principio seguros. Una cosa es que parezca que a la mayoría de usuarios no les importe la broma de mal gusto que durante mucho tiempo ha sido la seguridad de Whatsapp pero en mi caso soy de los que no quieren que cualquiera pueda acceder a conversaciones en texto plano, o poco más tarde se salte una seguridad de risa, etc... y definitivamente hay conversaciones que quiero que queden entre únicamente las personas que han participado en ella. No me vale, y siempre me parecerá muy infantil, eso de "no me importa porque no tengo nada que ocultar" a la hora de vender la privacidad de uno mismo.

El caso es que ya conocía, y fui usuario durante un tiempo de Spotbros (aunque después algunas cosas no me llegaron a convencer y terminé por deinstalarla), ya esperaba la llegada de Blackberry Messenger para Android e iOS (creo que una de las mejores aplicaciones de mensajería existentes y a la vez una de las más infravaloradas por los usuarios), y usaba entre otras muchas aplicaciones la imprescindible Hangouts y la propia Whatsapp por el motivo por el que muchos lo hacen, que allí tienen a todos sus contactos, sin más. Sin embargo a mi eterna búsqueda de seguridad se unieron las filtraciones de espionaje por parte de gobiernos, etc. Y mientras alguna Rom como CyanogenMod pasaba a incluir por defecto TextSecure para el envío cifrado entre sus usuarios de mensajes yo me encontraba con aplicaciones como Surespot o Silent Text y por ahí perdida alguna mención a Telegram, que ha vivido a la sombra hasta hace poco aunque su lanzamiento era anunciado en Agosto como creada por los fundadores (Pavel y Nikolai Durov) de VKontakte (el llamado "Facebook ruso" y la segunda red social más importante de Europa).

¿En qué destaca Telegram? Seguridad ante todo

Poco a poco y sin mucha  repercusión Telegram ha ido añadiendo mejoras en nuevas versiones pero podemos empezar por decir que Telegram tiene un protocolo, API y código fuente abiertos, es decir, permite que cualquier programador pueda lanzar su propia aplicación para usar ese sistema de mensajería, lo que ya comentaré es bastante importante de cara a otras plataformas pero que podemos apreciar en que por ejemplo existen dos aplicaciones de Telegram para Android y que salieron de un concurso de desarrolladores. La N-Edition que ganó y ahora es la oficial, y la S-Edition que ofrece prácticamente lo mismo salvo por unos pequeños detalles (aparte de la versión S beta para quien no quiera esperar que las nuevas funciones ya sean totalmente estables y alguna más de otros desarrolladores pero poco "oficiales").


Siguiendo con el protocolo de mensajería la seguridad destaca por encima de otras características. Primero anuncian el uso de un protocolo más seguro que el usado por aplicaciones como Whatsapp o Line, MTProto. Segundo, añaden dos capas de seguridad en los mensajes, de usuario al servidor, y de usuario a usuario usando cifrado simétrico AES 256-bit, RSA 2048 y intercambio Diffie-Hellman de llaves de seguridad en los chats secretos que explicaremos a continuación. Vamos, resumiendo, muy seguro para lo que es habitual hoy en día, tanto que si alguien consigue romper la seguridad de Telegram se llevaría un premio de 200.000$

Y siguiendo con la seguridad y por si no bastaba con las distintas capas de seguridad tenemos los mencionados "Chats Secretos". Estas conversaciones tienen varias particularidades importantes, se usa un cifrado de usuario a usuario por lo que nadie más puede leerlos, no dejan ningún rastro en los servidores de Telegram (por lo que tampoco se puede acceder a un chat secreto desde otros dispositivos que los que participan originalmente en la conversación aunque tengas Telegram instalado en un móvil, en una tablet y en un ordenador), no se pueden reenviar, y se pueden programar para que los mensajes se autodestruyan, o lo que es lo mismo, a partir de que fijemos un tiempo (por ejemplo 1 minuto) los mensajes que se hayan enviado irán desapareciendo de los dos dispositivos que estuvieran interviniendo cuando cumplan ese tiempo. Aparte de ello las notificaciones de un chat secreto sólo indicarán que tienes un nuevo mensaje recibido pero no habrá previsualización del contenido. Es decir, el chat apropiado para conversaciones que requieran el máximo de seguridad.

Más funciones de Telegram

Mensajes de grupo: Hasta 200 participantes (lo que debe ser una auténtica locura si todos son escritores activos). Y a diferencia de Whatsapp si te meten en un grupo con otros participantes que no están en tu agenda no podrás ver su número de teléfono sino que aparecerá como "Unknow".


Sistema de avisos de envío/entrega/lectura: Un "tick" indica que el mensaje se ha enviado y está en los servidores de Telegram a la vez que se avisa al destinatario de un mensaje pendiente. Dos "ticks" indican que el mensaje ha sido leído. Nada como Whatsapp donde el "doble check" sólo indica que ha sido entregado pero no tiene por qué haber sido leído. Aquí no hay dudas.

Envío de fotos, vídeos, etc: Telegram permite enviar fotos, vídeos y cualquier archivo de hasta 1Gb de tamaño (aunque puedes esperar sentado si lo intentas sin estar conectado a una buena red Wi-Fi) por lo que puedes por ejemplo enviar una aplicación. También puedes enviar la localización.

Contactos agregados automáticamente desde la agenda: Para mí (opinión personal) es un punto negativo, pero para muchos usuarios que simplemente con que un contacto de tu agenda se instale Telegram ya aparezca automáticamente como destinatario disponible les hace mucho más fácil el comenzar conversaciones. Además Telegram te avisa con un mensaje de cuando uno de tus contactos pasa también a serlo en el servicio de mensajería.

El registro de la aplicación es sencillo: Introducir tu número de teléfono y esperar un SMS con un código de activación (si instalas una de las aplicaciones para el escritorio también te llegará al móvil el SMS de confirmación). Y si no llega el SMS recibirás una llamada automática (al salir de la cuenta en la aplicación de escritorio y querer volver a "loguearme" me he dado cuenta de que ya no valía el mismo código y al tardar en recibirlo (Telegram te da 60 segundos de plazo) me ha llegado una llamada que el identificador del teléfono ha indicado se producía desde ¿California?... llamada que no decolgué, aunque no hubiera estado mal hacer la captura de pantalla porque además no me cuadra su origen y más bien me imagino que será un fallo del identificador. Poco después recibí el código por SMS.

Visualmente muy parecida a Whatsapp: Vale, para mí no es que Whatsapp tenga la mejor interfaz del mundo pero para muchos usuarios una de las pegas que encontraban a cambiarse a otra aplicación era el que "no encontraban donde estaban las cosas". Sí, dice poco a favor de los usuarios que ni se molestan en intentar comprender una interfaz distinta pero al menos si es casi un calco de Whatsapp la transición de una aplicación a otra no debería presentar tantas "pegas".

Sin publicidad y gratuita: Y por el momento dicen que siempre será así.

Consumo y desempeño: Es rápida (dicen que más que Whatsapp) y consume muy poca batería, lo que puede convencer a quienes otros programas como Line les han ocasionado problemas.

Multiplataforma: Hay versión para Android (varias en realidad), para iOS (también tablets), la versión  oficial para Windows Phone probablemente llegue en Febrero pero ya hay una versión no oficial disponible, y que la API sea abierta ha permitido que haya programas no oficiales para ordenadores con Windows, Mac e incluso una versión de línea de comandos para Linux. También se habla de la llegada de una versión web hay una versión muy preliminar para usar Telegram vía web.

Telegram (no oficial) en Windows 7

Así mismo puedes comenzar una conversación desde un móvil y seguirla desde una tablet o el ordenador salvo si se trata de un chat secreto en cuyo caso sólo se puede conversar desde el dispositivo donde hayas iniciado la conversación.

Telegram te avisa de cada inicio de sesión en otro dispositivo y te da la posibilidad de cerrar desde un dispositivo las sesiones del resto. Ideal si te ha "desaparecido" el móvil.

Configuración de notificaciones: Puedes no sólo silenciar grupos y usuarios sino también configurar el tono para cada usuario. Aparte del fondo de las conversaciones.

¿Qué le falta a Telegram?

Sin notas de voz: Es una función a la que yo no le he sacado casi provecho en otras aplicaciones pero he visto gente asidua a hablar casi como si llevaran un walkie-talkie grabando y enviando mensajes de voz cortos. Eso sí, se pueden enviar archivos de todo tipo, incluyendo de audio. Por supuesto tampoco se pueden realizar llamadas VoIP.

De momento sólo en inglés: Ya está disponible la versión en español para Android y se podrán incluir más idiomas según crezca su demanda.

Sin modo "invisible": Es algo que me sorprende, que una aplicación que hace tanto incapíé en la seguridad no permita desactivar (personalmente es una función que directamente borraría) que se muestre la última hora de conexión. Eso sí, han dicho que es posible que agreguen el modo "invisible" en un futuro.

Contactos agregados automáticamente desde la agenda, o lo que es lo mismo, dar tu número de teléfono: Ya lo he dicho antes al mencionarlo como punto positivo. Es una opinión personal pero por mucho que facilite que los contactos se agreguen automáticamente ¿por qué me veo obligado a dar mi número de teléfono a alguien con quien quiera intercambiar algunos mensajes?. Sobre todo si tenemos en cuenta la seguridad de la que hace gala la aplicación el estar obligado a dar tu número personal de teléfono a alguien para poder intercambiar unos mensajes superseguros que se autodestruirán parece como mínimo algo contradictorio. Y por supuesto que podemos bloquear a usuarios pero en este caso vuelvo a pensar que el sistema mediante PIN de Blackberry Messenger es una opción excelente.


No hay stickers: La primera vez que lo pensé era completamente en broma pero después me he dado cuenta de que hay gente realmente enganchada a los stickers que ha popularizado Line y que han copiado otras aplicaciones como Viber, el chat de Facebook, etc... así que si no puedes vivir sin ellos...

Usuarios: Sí, es una de las principales pegas que se va a encontrar Telegram igual que les ha pasado al resto de aplicaciones que se está enfrentando a Whatsapp. Ya puedes ser mejor en todas las funciones que compartes y añadir muchas más nuevas que siempre hay quien dice "es que no tengo a nadie con quien hablar mientras en Whastsapp están todos mis amigos". Sin entrar a analizar lo que muchos entienden por el concepto "todos mis amigos", es quizás la razón más tonta para no usar una aplicación por un motivo muy sencillo, cuando Whatsapp comenzó NADIE usaba la aplicación. No nació con 400 millones de usuarios sino que fue el boca a boca el que hizo que la gente fuera instalándola. Y sé que es difícil convencer a la gente de probar cosas nuevas cuando por muy malo que sea lo que tienen les da igual por simple pereza pero recordadlo cuando corráis presa del pánico por una nueva caída de Whatsapp, que antes era una cosa muy rara cuando todo el mundo podía recibir un SMS sin depender de tarifas de datos...

Algunos fallos en mi experiencia personal: En varias ocasiones no me han llegado avisos de mensajes hasta que he abierto de nuevo la aplicación en el móvil y es algo que también ha sufrido otro contacto, ambos con teléfonos Android. Al registrarme con la aplicación del ordenador dando el mísmo número de teléfono Telegram me avisa de un inicio de sesión con otro dispositivo pero también me reconoce como un "nuevo" contacto por lo que puedo tener conversaciones conmigo mismo desde el PC al móvil y viceversa.

En resumen...

Telegram es una aplicación y un protocolo de mensajería que prometen. Liviano, gratuito, en muchas plataformas incluyendo ordenador y sobre todo seguro. Que triunfe sin embargo ya es algo que sólo depende de la suerte, y quizás que lleve unos días en boca de muchos usuarios y que los blogs se hayan volcado en dedicarle las líneas que no le dedicaron antes sea un buen comienzo, pero ya veremos porque la suerte, como los usuarios, es muy caprichosa.

Descarga
Telegram oficial para Android | iOS. Versión no oficial Windows Phone.
Telegram no oficial para Windows | Mac | Linux (versión línea de comandos).
Telegram vía web. (Chatea desde tu navegador)

Otros
Telegram FAQs. Sección oficial para responder muchas dudas acerca del programa, creadores, funcionamiento, etc (en inglés).
Telegram FAQs en español.
Telegram (web oficial).
Telegram en Twitter Inglés | Español donde responden bastante rápido a algunas preguntas.

jueves, 5 de diciembre de 2013

Quip, editor de texto colaborativo



En Android no podemos decir que nos falten aplicaciones para editar textos, es más, podemos ir desde un simple editor de texto estilo bloc de notas (cientos de ellos), hasta una suite ofimática de la que sólo usemos su procesador de textos. Podemos escoger aplicaciones muy sencillas u otras que añadan múltiples herramientas, usar gestores de notas como Simplenote, e incluso gestores de ideas simples como Google Keep, o ir a aplicaciones mucho más completas que también nos sirvan para las tareas más sencillas como puede ser Evernote.

El caso es poder guardar desde una idea sencilla, hasta una carta, pasando por una nueva publicación para un blog, etc. Y si es posible de forma que ese texto sea accesible desde múltiples dispositivos para no tener que esperar a llegar delante del ordenador para plasmar nuestros pensamientos (y que se nos olviden) ni tampoco depender de ir por la calle con el peso de un ordenador portátil; pero a la vez que podamos comenzarlo en un dispositivo mucho más liviano para después simplemente continuarlo en una pantalla más grande y darle los últimos toques.

Muchas de las opciones anteriores mencionadas (Evernote, Simplenote, Google Keep, etc) permiten sincronizar los archivos en "la nube" para después acceder más tarde desde otros dispositivos, un requisito que ya resulta imprescindible en este mundo donde la movilidad está a la orden del día, pero también hay otra función interesante que podemos pedir en esas aplicaciones, que nos permitan trabajar con más personas. Y no es que entre las opciones anteriores no exista esa función (el todoterreno Evernote permite compartir libretas por ejemplo) pero igual queremos algo más sencillo sin tener que perder las funciones de sincronización y edición colaborativa. Y ahí es donde entra Quip.



Quip, un proyecto de Bret Taylor y Kevin Gibbs, bien conocidos en Facebook y Google respectivamente, parte de esa premisa, poner en cada teléfono, tablet y navegador un procesador de textos colaborativo. Y para ello no sólo tenemos acceso a la web http://quip.com sino que en iOS ya se podía disfrutar de su aplicación mientras que para Android sólo podíamos echar un vistazo a una versión "preview", o lo que es lo mismo, un visor de los documentos sin ninguna otra posibilidad ya que no permitía editar o crear documentos nuevos.

Ahora por fin llega la versión 1.0 de Quip a Android (para versiones 4.0.3 en adelante) y esta vez sí disfrutamos de una funcionalidad completa equivalente a la que encontramos en la web.

Al instalar y abrir por primera vez Quip en Android nos pedirá acceder con una de las cuentas de correo que tengamos configuradas en el móvil, de la misma forma en el ordenador nos avisará al entrar con nuestra cuenta de GMail que Quip accederá a nuestra lista de contactos de forma que después podremos invitar a quienes de nuestros contactos aún no usen la aplicación y también podremos usar ese mismo listado para añadir colaboradores en los textos que redactemos.

Pasando a la edición de textos en sí estos los podremos guardar en distintas carpetas teniendo también una carpeta privada por defecto para los que no queramos compartir. En cuanto a las opciones de edición podremos marcar texto en negrita, crear listas, añadir imágenes, tablas, mencionar a contactos, o enlazar con otros documentos (también podremos enviar enlaces al documento en cuestión). También podremos deshacer y rehacer los cambios.


Respecto a las funciones colaborativas podemos directamente enviar un mensaje a alguno de nuestros contactos si pulsamos en el símbolo del bocadillo de texto con el + en la parte superior de la aplicación, o pasar a crear un documento automáticamente si pulsamos en el símbolo del círculo con el + de la parte inferior. Documento al que podremos invitar también a cualquiera de nuestros contactos o dejarlo como privado.

Y ya dentro de un documento observaremos si pulsamos la flecha de la parte superior izquierda, en la ubicación que suele dar acceso al menú en las aplicaciones Android, que se ha guardado una especie de mezcla de chat e histórico de acciones ya que desde ahí no sólo podremos ver todos los cambios que ha hecho cada editor sino que también podremos mandar un mensaje que vean los editores sin tener que editar el documento. O lo que es lo mismo, cada documento contará con su propia sala de chat.

Por último Quip también te notificará de los cambios y de mensajes que se reciban en los documentos.

En resumen, una aplicación sencilla a la hora de editar textos y poder acceder a ellos desde cualquier sitio pero que añade interesantes funciones colaborativas, y lo mejor de todo, de forma gratuita. (Recordad, disponible para Android 4.0.3 en adelante).

Descarga Quip | Google Play

Vía | AndroidPolice

jueves, 14 de noviembre de 2013

No actualices tu Samsung Galaxy S3 de forma oficial (por ahora)

Si algo resulta frustrante en el mundo Android es lo desesperante que puede resultar que tu teléfono se actualice a la última versión del sistema operativo, algo que forma parte de lo que se conoce como "fragmentación" y que puede ser ilustrado tomando por ejemplo dos casos cercanos que conozco con un mismo modelo, Samsung Galaxy S2.

Imagen: Samsung

En el primer caso el teléfono se compró "libre" y se ha actualizado hasta la versión 4.1.2 si no recuerdo mal, en el segundo el mismo modelo pertenece al operador Orange y su propietario se ha quejado varias veces de que su teléfono siga con la versión 2.3.6 de Android. Y la única respuesta que le puedo dar es que si quiere que sea de forma oficial no le queda otra que aguantarse ya que el camino para que te llegue una actualización no es nada sencillo.

Cuando Google lanza una actualización la reciben directamente los teléfonos Nexus que al fin y al cabo se lanzan bajo su tutela. A continuación esa actualización llega a cada fabricante, recordemos que al contrario que Apple (y la menciono porque muchos suelen decir que con ellos no pasa eso) con un sistema operativo para una única gama de teléfonos/tablets, Android llega a muchísimos fabricantes que se encargan con menos o mayor desidia (sí, a muchos nos viene LG a la cabeza) de adaptar Android a sus terminales, nunca a todos, y a veces casi a ninguno. Y ahí llega el primer problema, que el fabricante quiera adaptar el sistema operativo a cada terminal lo que no hará normalmente diciendo que no lo soporta aunque todos sepamos que extraoficialmente claro que se puede pero no les interesa para que vayas pensando en guardar tu teléfono en el cajón y comprarte uno nuevo que sí lleva esa nueva versión de Android.

El segundo problema es que si el fabricante decide actualizar si tu teléfono lo has comprado personalizado por un operador como Movistar, Vodafone, Orange, etc, ten en cuenta que ellos también le meten mano, lo actualizan metiendo sus fondos de pantalla, aplicaciones muchas veces inservibles e iconos con los colores corporativos de la marca.

Imagen: Android

Y si todos los astros se alinean crucemos los dedos porque no sólo no nos va a llegar Android puro sino que aparte de algunas pocas aplicaciones útiles o cambios de la intefaz que mejoren algo también podemos encontrarnos con un sistema con muchos más fallos, inestable, más lento e incluso donde la memoria interna casi ha desaparecido gracias a elementos que no necesitamos.

Y todo esto a raiz de la actualización a Android 4.3 que está llegando al Samsung Galaxy S3 y que Samsung ha tenido que retirar por las quejas de los usuarios con problemas de reinicios, teléfonos bloqueados, fallos en la pantalla, etc.

Al parecer el fallo ya ha sido encontrado pero habrá que esperar a una nueva actualización así que si en su momento actualizaste paciencia con los fallos, y si no lo hiciste total, esperar un poco más...

Lo más curioso de todo es que hace pocos días llegaba a su clímax la fiebre por la espera de la presentación del Nexus 5 y el nuevo Android 4.4. Y mientras las compañías más rápidas en actualizar como Samsung, Sony, HTC empiezan a hablar de la versión 4.3 hace dos días que extraoficialmente se puede disfrutar de una versión muy decente de Android 4.4 para el Galaxy S3 e incluso para teléfonos tan "antiguos" como el Motorola Defy, abandonado por fabricante y operadores hace tanto tiempo.

Siempre me preguntaré en qué lugar queda una multinacional con un presupuesto ingente cuando saca versiones de software con fallos tan graves y meses por detrás que un grupo de desarrolladores en un foro. Eso sí, la conclusión es clara, si no te vas a preocupar por si actualizan o no tu teléfono adelante, pero si ver que otros se actualizan y el tuyo no te amarga la existencia... al menos cómpralo libre o empieza a investigar que es eso del "root".